¿Por qué es importante que prestes total atención a la página de inicio de tu empresa?

Todas las empresas deben de entender la importancia de contar con un sitio web, principalmente porque a través de esta página, la audiencia podrá conocer los servicios que ofrece la marca, así como información de valor. Es necesario recordar que al momento de que los usuarios entren a la URL del sitio, lo primero que verán será la página de inicio.

Es en esta sección donde las personas decidirán si van por el servicio o producto que se está ofertando o seguirán investigando mejores alternativas. Debido a que la página de inicio es la presentación, el contenido dentro de ella causará las primeras impresiones de la persona en cuestión. Para que estas impresiones sean beneficiosas, se debe de tomar en cuenta lo siguiente:

Problemas con las direcciones

El simple hecho de que un sitio web tenga problemas respecto a malas direcciones en el menú o en cualquier otro sitio, no sólo perjudicará su posicionamiento en los motores de búsqueda de Internet, sino que también dañará la experiencia que el usuario.

El mal diseño de las direcciones causa que la persona se desespere y salga mejor del sitio web, por lo que ya no se convierte en un cliente potencial.  Para que el usuario no se vea afectado, el necesario que constantemente se analicen las direcciones de los enlaces internos.

Sobrecarga en las opciones en el menú

La intención del menú es que el usuario no tenga dificultades para encontrar lo que está buscando, por lo que, si hay muchas opciones, le resultará más difícil tomar una decisión. Por eso es necesario añadir sólo lo esencial.

No contar con guía en la navegación

Muchas veces, cuando la gente está dentro de un sitio web, puede perderse porque no hay una guía. Por lo tanto, para mejorar la experiencia del usuario, es necesario optar por guiarlo, indicando así en qué parte de la página se encuentra.

Exagerar o tener poca información

Si hay demasiado texto dentro de la página principal, el usuario se cansará de leer toda la información o simplemente ignorará todo el texto, provocando que, en muchas ocasiones, decidan salirse de la página. Esto no sólo afecta a la experiencia de la persona, sino también a las estrategias de SEO que se llevan a cabo. Por otro lado, si hay poco texto, la página de inicio se verá vacía, y el usuario puede asumir que no hay profesionalidad.

No contar con opciones de contacto

Otro de los errores más comunes que pueden ocurrir dentro de una página web es la falta de botones para contactar con la marca. Es esencial que, dentro del menú, haya una página de contacto donde se especifique la ubicación, número y correo de la empresa, de esta forma los interesados podrán ponerse en contacto. También debe haber chatbots o botones que le permitan contactar con alguien para que pueda asesorarlos en caso de necesitarlo.

No agregar las redes sociales

Otro elemento que no debería faltar es el de las redes sociales. Si la marca no tiene redes sociales, es hora de que lo haga. Es necesario que, dentro de la página principal, las redes sociales de la empresa sean añadidas. Esto también puede ser muy perjudicial si la página web tiene un blog, ya que si el usuario quiere compartir la información dentro de sus redes sociales, no podrá hacerlo ya que no hay botones

Crear una correcta estructura de la página inicial es necesaria, principalmente porque, como se mencionó, es la primera que generará la primera impresión. En caso de necesitar una mejor gestión, se puede contar con el apoyo de un software erp el cual fortalecerá las estrategias internas de la empresa y las del sitio.